Cómo colgar su tapiz

Plancha el tapiz

Antes de colgarlo, puede ser necesario plancharlo para eliminar pliegues. Usa una plancha en el nivel bajo o medio para probar primero y plancha la parte trasera del tapiz. Si los pliegues no se eliminan al planchar la parte de atrás, usa una sábana que no tenga tintes y colócala sobre la parte delantera del tapiz para plancharlo.
Es posible que tengas que incrementar la temperatura de la plancha y usar un poco de vapor para eliminar los pliegues, pero siempre prueba primero en una esquina del tapiz.

Usa una tabla para colgar un tapiz con bolsillo directamente contra la pared

Este es un método muy barato y fácil para colgar tapices, aunque de todas formas requiere que el tapiz tenga un bolsillo en la parte trasera. El tapiz quedará muy recto usando este método. Este método también asegura que el tapiz esté colgado pegado a la pared.
Corta una tabla u otro pedazo plano de madera de forma que sea ligeramente más corto que el ancho del tapiz. 
La tabla también puede estar hecha de metal o de plástico, pero estas son más difíciles de taladrar correctamente. Asegúrate de que la tabla encaje en el bolsillo en la parte trasera del tapiz.
 

Taladra agujeros en cada extremo de la tabla

Taladra en cada extremo de la tabla agujeros que estén a distancias iguales de los extremos y centrados. Estos agujeros deben encajar con el tamaño de tornillo que vayas a usar.

Ubica las vigas

Usa un detector de vigas para ubicar las vigas en la pared. Aunque esto no siempre es necesario, te ayudará a encontrar la ubicación más segura para colgar el tapiz.
Si no puedes usar las vigas, no tienes vigas o quisieras colocar el tapiz en otra ubicación, puedes usar tornillos para paneles de yeso o para mampostería, dependiendo del tipo de pared en donde vayas a colgar el tapiz

Marca la ubicación de los tornillos en la pared y taladra los agujeros

Usa los agujeros en la tabla para marcar la ubicación de los tornillos en la pared. Una vez que estés sujetando la tabla nivelada contra la pared, puedes introducir un lápiz o tornillo en los agujeros de la tabla para crear pequeñas marcas en la pared. Taladra agujeros en la pared en estas ubicaciones para alinearlos con los agujeros que hiciste en la tabla.
Asegúrate de que la tabla esté nivelada mientras haces esto para asegurar que el tapiz quede recto.

Introduce anclas de pared si las vas a usar

Si necesitas anclas de pared (por ejemplo, si vas a colgar el tapiz directamente en el panel de yeso o tienes paredes de mampostería), debes introducirlas ahora en los agujeros taladrados.
Las anclas de pared proporcionarán una estabilidad adicional y asegurarán que los tornillos no se salgan de los paneles de yeso o la mampostería.

Desliza la tabla a través del bolsillo en el tapiz

El bolsillo debe estar ubicado en la parte superior de la parte trasera del tapiz.

Atornilla los tornillos en la pared a través de la tabla

Empieza por un lado a la vez y atornilla a través de la tabla en el agujero o ancla de pared de ese lado. Repite el procedimiento con el tornillo en el otro lado.

Da un paso atrás y asegúrate de que el tapiz esté nivelado. Ahora que el tapiz está colgado, da un paso atrás para asegurarte de que todo se vea parejo y nivelado. Si todo está bien, entonces ¡has terminado!

Entiendo